enoturismo el puerto de santa maría jerez cádiz viña balbaina

Enoturismo, la mejor cata de vino de jerez

España se encuentra entre los principales países productores de vino en el mundo, con miles de hectáreas de superficie de viñedo y una gran variedad de uvas, obteniendo vinos blancos, rosados, tintos, cavas, espumosos, entre otros más.

Hacer enoturismo en España es mucho más que catar vinos, es una grata y emocionante experiencia como lo puede ser dormir entre viñedos, conocer bodegas centenarias o vanguardistas, recibir clases a cargo de expertos sumilleres.

Así mismo conocer lugares y gente que logren despertar sensaciones, olores y sabores, permitiendo descubrir la cultura, tradiciones y costumbres de un territorio vitivinícola.

Los vinos de Jerez forman parte de la identidad de su gente y de sus ciudades. El Marco de Jerez es considerado el privilegiado triangulo geográfico donde tienen su origen vinos, brandis y vinagres que son el producto de una larga historia y un genuino proceso de elaboración.

Desde el 2006 existen las famosas Rutas del Vino y el Brandy del Marco de Jerez que incluyen a varias ciudades con sus bodegas, hoteles, restaurantes, enotecas, museos y empresas de ocio, conjuntamente con sus respectivos Ayuntamientos y los Consejos Reguladores del Vino y el Brandy de Jerez.

El vino de Jerez

El vino de Jerez es muy especial, ya que está sujeto a un laborioso proceso de producción y con singulares influencias naturales, convirtiéndose en uno de los vinos más extraordinarios y únicos del mundo.

El Jerez debe ser disfrutado con alimentos de destacada calidad y en la mejor compañía. Un número ideal de invitados para una cata de vinos es entre 6 y 12. Existe una gran variedad de vinos de Jerez, como lo son los dulces y los generosos, pudiendo encontrarse siempre el ideal para cada ocasión y manjar.

Jerez permite unir naturaleza, deporte, cultura y gastronomía en una misma experiencia que culmina con la visita a los tradicionales Tabancos de Jerez, establecimientos donde degustar el vino directamente de las botas junto con el arte flamenco es una experiencia inolvidable.

Una de las ciudades más emblemáticas del Marco de Jerez es “Jerez de la Frontera”, la cual está considerada una de las más bellas de Andalucía, siendo uno de los destinos turísticos más atractivos de la zona por su extenso patrimonio histórico y natural, ya que es una ciudad milenaria y  privilegiada con un excelente clima.

Famosa por sus fiestas y ferias llenas de color, música, baile y vino,  por sus bares y auténticos tablaos flamencos, por sus conocidos caballos que son admirados en todo el mundo.

En la ciudad de Jerez de la Frontera se encontrarán muchas bodegas productoras de vino que vale la pena visitar para conocer sus distintos métodos de elaboración del jerez, iniciarse en el arte de la cata de los más fascinantes caldos de la región, tintos, blancos o incluso espumosos y descubrir la combinación gastronómica perfecta para cada vino. El poder disfrutar paisajes de viñedos por doquier y el aroma de la vendimia es algo inigualable e inolvidable.

En los años 60 las bodegas del Marco de Jerez fueron pioneras en la apuesta por el turismo enológico, abriendo sus puertas a los visitantes con gran hospitalidad y con alta profesionalidad a la hora de satisfacer las necesidades de los visitantes.

El enoturismo en Jerez ha impulsado la economía de la zona al mismo tiempo que promueve la conservación del entorno natural.

La industria vinícola ha jugado un papel esencial en Marco de Jerez.

Bodegas más emblematicas

La propuesta es visitar bodegas en Jerez al mejor precio, las más emblemáticas y conocidas, así como otras bodegas menos conocidas pero que ofrecen visitas interesantes.

Así nos encontramos con Viña Balbaina, bodega cuyas magníficas instalaciones se encuentran entre El Puerto de Santa María y Jerez de La Frontera, en una de las mejores zonas de tierra de la provincia de Cádiz, en el Pago de Balbaina.

Es una empresa familiar dedicada a la agricultura, fabricación y comercialización de vinos. Mantienen la tradición y la esencia de la empresa en sus orígenes, fabricando diferentes tipos de vinos y vinagres. Sin embargo, también han podido adaptarse a los conocimientos y tiempos de hoy en día, elaborando productos de última generación pero con la esencia de los antiguos tiempos.

Tienen a la venta en la viña los tradicionales vinos de Jerez, así como también vinos más actuales como son: Esencia De La Torre Blanco, Esencia De La Torre Moscatel, Esencia De La Torre Tinto, Esencia De La Torre Rosado, Galantería, Pét-Nat, Baal Aguja Semidulce, Baal En Maceración, Baal Aguja y Baal Semidulce.

En Viña Balbaina incorporan al enoturismo conceptos históricos, de la salud, del medio ambiente y de la cultura en general en base a sus preciados caldos, unos vinos únicos como los de la D.O.Sherry, ampliados con los de Tierras de Cádiz.  Es una empresa que mantiene vínculos con el Consejo Regulador, el Ateneo del Vino, las Rutas del Vino y empresas del sector turístico que realizan siempre actividades en la Viña.

En viña Balbaina se organizan y realizan eventos  en un extraordinario ambiente, rodeado de viñedos y tierra albariza.

Estas celebraciones se efectúan dentro de unas hermosas instalaciones en las que se dispone de mesas, sillas, barra y menaje de hostelería, con una llamativa y adecuada decoración que deja ver elementos y herramientas antiguas.

En Viña Balbaina realizan tratamientos de viñedos con Ozono, son viñeros ecológicos en proceso de certificación. Cuentan con una tienda online.

En definitiva, El Marco de Jerez, con La Ruta del Vino y el Brandy está considerado como el destino de enoturismo español más visitado. Esto se debe a la extraordinaria calidad de sus vinos y la belleza de sus bodegas, atesorando una serie de atractivos gastronómicos, culturales, festivos y de todo tipo.

Ofrece únicas y variadas experiencias, donde el principal protagonista es el vino de Jerez, el popular Sherry cuya fama ha trascendido a la historia ya que se pueden encontrar referencias a este vino en la literatura de autores tan relevantes como Shaquespeare o Edgar Allan Poe.

Dentro de los vinos elaborados en el Marco de Jerez, encontramos dos variedades principales:

 Vinos generosos, los cuales tienen un máximo de azúcar permitido de 5 gramos por litro, por lo que se denominan vinos secos. Son característicos por incrementar su graduación alcohólica mediante diversos procedimientos. Todos elaborados con la variedad de uva Palomino, presente en un 95% del vino jerezano.

Dentro de este grupo se encuentran la Manzanilla, envejecido con levaduras; el Fino, envejecido en bodegas; el Amontillado, sometido a un proceso de oxidación; el Oloroso, envejecido expuesto al oxígeno y con graduación alcohólica de 17º y el especial Palo Cortado con una variedad de matices.

Vinos dulces, se obtienen a partir de uvas muy maduras y con una mayor concentración de azúcar. Para conservar gran parte de su sabor dulce se fermentan solo parcialmente y se envejecen gracias al contacto directo con el aire. Encontramos en este grupo el Moscatel y el Pedro Ximenez.

Conclusiones

Es muy importante recordar que la Asociación de las Rutas del Vino y el  Brandy  del Marco de Jerez agrupa a más de 100 establecimientos asociados con el fin de mantener y mejorar continuamente la industria vinícola y el  enoturismo, convencidos de la importancia del Vino y el Brandy como elementos culturales que conforman el Marco de Jerez.

Fomentando el desarrollo del enoturismo quieren aportar su grano de arena al impulso de la economía de la zona, al mismo tiempo que promueve la conservación del entorno natural.

La Ruta del Vino y el Brandy está compuesta por 9 ciudades que forman el Marco de Jerez: Jerez de la Frontera, Sanlúcar de Barrameda, El Puerto de Santa María, Chiclana de la Frontera, Chipiona, Puerto Real, Rota, Trebujena y Lebrija. En el año 2007 fue certificada con la Marca de Calidad “Rutas del Vino de España”