enoturismo turismo enológico jerez cadiz

Maridaje de vinos de Jerez de la Frontera

La unión armoniosa entre el vino y la comida o maridaje tiene la intención de realzar y potenciar el placer de consumirlos al destacar con equilibrio aromas y sabores. El perfecto maridaje es buscar y conseguir un vino cuyo sabor con los alimentos nos agrade.

Hay que calibrar entre el cuerpo del Jerez y la textura de la comida. Además, hay que considerar en qué categoría de sabor se encuentra la comida, si salada, dulce, umami, ácida, picante, amarga, etc.

Los vinos de Jerez de  la Frontera tienen algo que ningún otro vino del mundo tiene, como es su diversidad de estilos, desde el más seco al más dulce y una capacidad única para maridar con todo tipo de platos. Existe una infinidad de maridajes posibles para los diferentes tipos de vinos de Jerez, es el compañero perfecto para la rica gastronomía española.

Es muy importante recalcar que los vinos de Jerez sólo se elaboran y crían en el “Marco de Jerez”, formado por las ciudades de Jerez de la Frontera, El Puerto de Santa María y Sanlúcar de Barrameda, en Andalucía. La tierra albariza y el clima de la zona, es lo que hace posible su producción.

Se pueden encontrar diversidad de estilos de vinos de Jerez.

Pero en términos generales los vinos de Jerez se dividen en tres categorías:

  • Generosos,
  • Generosos de Licor
  • Dulces Naturales

Dependiendo de las características de los mostos, del proceso de elaboración, de la crianza, de la práctica de cabeceos o combinaciones.

Entre  los vinos Generosos se encuentran:

  • El Fino que es seco, suave y ligero, se toma frío, con una graduación entre 15 y 18 grados, color dorado pálido, aroma punzante y sabor almendrado.
  • La Manzanilla, que también es seco y ligero al paladar, un poco más salino que el Fino, de color dorado más claro, aroma punzante, con una graduación entre 15 y 19 grados y se cría con la uva Palomino.
  • El Amontillado, que es el Jerez oxidado, significa que cambia de color, pasando de un color pálido a ámbar, pierde el olor punzante a levadura y adquiere aroma a avellana. Es seco y ligero al paladar, con una graduación entre 16 y 22 grados.
  • El oloroso, es seco, con mucho cuerpo, de color ámbar a caoba, con aroma intenso y sabor especialmente a nuez. Con grado alcohólico entre 17º y 22º. Destaca por su suavidad y elegancia.
  • El Palo Cortado, difícil de encontrar, ya que las uvas para su crianza son escasas, de color caoba brillante, seco, aroma punzante y sabor avellanado. Con una graduación entre 17 y 22 grados.

Por otro lado están los Vinos Dulces, que se elaboran con dos clases de uvas, Pedro Ximenez y  Moscatel de sabor dulce y color caoba oscuro.

Los Generosos de Licor, que son vinos secos a los que se les añaden dulzor como son los Pale Dry, Pale Cream, Médium y Cream.

Entre algunos ejemplos de vinos de Jerez recomendados  por los expertos como maridaje o gran complemento en la gastronomía española tenemos:

 

  • El fino y la manzanilla, siempre servidos bien fríos, son los aperitivos ideales y acompañantes de todo tipo de tapas, mariscos, pescados blancos y quesos suaves.
  • El amontillado es un vino idóneo para las sopas y consomés, las carnes blancas, el pescado azul y los quesos curados.
  • El Palo Cortado, es ideal con carnes de caza, foie, quesos curados, chorizos o setas.
  • El Médium, ligeramente frío, es un acompañante ideal para los patés y los quiches.
  • El oloroso, es el apropiado para carnes rojas.
  • El Pale Cream, servido ligeramente frío, es excelente para tomar con el foie y la fruta fresca.
  • El Cream es el Jerez más indicado para la repostería.
  • Finalmente, el Pedro Ximenez es ideal para tomar con todo tipo de repostería y quesos azules.

Las Bodegas Álvaro Domecq, ubicadas en la localidad de Jerez de La Frontera, han acogido el maridaje como eventos de importancia, siendo los más citados el maridaje entre vinos de Jerez, mantecados y polvorones de Estepa.

Contando con la participación de reconocidos gastrónomos, chef, bloggers, influencers y periodistas.

El maridaje que todos recomiendan apreciándolo de muy interesante es el de Fino en Rama  y el polvorón de Estepa de almendra.

El fino procede de una cuidada selección de las 20 mejores botas de la solera de fino de las bodegas Álvaro Domecq. Cuenta con 10 años de crianza biológica, con un equilibrio entre el estilo punzante y salino de los finos y la solvencia de sus años de confianza.

Por su parte, el polvorón de Estepa de almendra, con forma ovalada y coronado con una fina capa de azúcar glas, cuenta entre sus ingredientes con la canela, la almendra y el clavo.

Otro maridaje de importancia es con un amontillado de más de 30 años de envejecimiento y el mantecado de Estepa de coco. El amontillado presenta notas punzantes que recuerdan su crianza biológica, notas de almendras y madera, que maridan a la perfección con la suavidad, frescor y dulzura del mantecado de coco.

Maridaje con Alburejo y mantecado de Estepa de canela

Este vino Alburejo es de crianza oxidativa, con aromas a nueces y avellana, con profundas  notas de madera y vainilla. Seco y punzante en boca, cálido y aterciopelado, presenta notas de frutos secos y madera, con una larga persistencia y un largo final.

El producto estepeño a maridar con este oloroso es uno de los sabores típicos de la Navidad como lo es el mantecado de Estepa de canela, con su olor a canela tostada y ajonjolí, es un compañero habitual de sobremesas familiares.

Los aromas a nueces, avellanas y las notas de vainilla del Oloroso se reafirman  con el olor a canela tostada y ajonjolí del mantecado de Estepa.

Los protagonistas de otro maridaje son Pedro Ximenez y el mantecado de limón.

El vino Viña 98, un Pedro Ximenez de 4 años de crianza con exquisito sabor a pasas, es maridado con el mantecado de Estepa de limón, un dulce navideño elaborado a base de  ralladura de limón. El sabor dulce del Pedro Ximenez invita a degustar un mantecado de limón, dulce pero con el frescor que aporta la ralladura de limón.

Maridaje con el cream Aranda y el mantecado de Estepa de Aceite de Oliva Extra Virgen

Con los aromas punzantes y la gran intensidad aromática del Cream, con ligeras notas a frutos secos, uvas pasas y notas de madera son la combinación perfecta del mantecado que sustituye la grasa animal por aceite de oliva.

En Jerez de la Frontera, encontramos el restaurant Evadium, en pleno casco histórico, donde ofrecen menú especial con maridaje de vinos como las exquisitas Patatas Aliñadas al Vinagre de Jerez con Melva, con Fino Tío Pepe, las Albóndigas de Atún Encebollado con Oloroso Alfonso, la Delicia de Almendra con Tocino de Cielo, con Pedro Ximenez Néctar.

En las Bodegas Listau ofrecen un listado de posibilidades de un buen maridaje de vino con la comida, entre los cuales recomiendan variedad de combinaciones como:

  • Fino / Manzanilla acompañando a verduras, mariscos y arroces.
  • Amontillado/ Palo Cortado con carne blanca, cocina especiada, tapas.
  • Oloroso con quesos curados, caza mayor, sopas.
  • Cream con frutos secos, helados, quesos.
  • Moscatel/ Pedro Ximenez con tartas y pasteles, frutas, chocolate.

El restaurant La Carboná es un referente de almuerzo maridaje, donde los vinos de Jerez son los auténticos protagonistas tanto en las elaboraciones de los platos como en los maridajes.